¿Cómo funciona nuestra memoria?

julio 23, 2013
Comments off
175 Views

La memoria es un proceso psicológico que sirve para guardar información y es una de las dos grandes funciones que cumple el cerebro. Se produce a partir de la conexión entre neuronas.


La memoria puede recuperarse voluntariamente y permite retener experiencias pasadas y planear objetivos para el futuro. Suele dividirse en dos sistemas para almacenar información por unos instantes o para toda la vida, se los denomina memoria de corto plazo y memoria de largo plazo.

La memoria de largo plazo tiene algunas distinciones, cada una con sus propias características y procesos. Primero, “la Memoria Declarativa o explícita donde se almacena información sobre determinados acontecimientos. Y segundo, la Memoria Procedimental o implícita que sirve para almacenar información acerca de procedimientos y estrategias que permiten interactuar con el medio ambiente”1.

¿Dónde se guardan y recuperan nuestros recuerdos?
Los recuerdos de larga duración se guardan y se recuperan en una parte del cerebro de seres humanos y mamíferos llamado hipocampo. Este procesa la memoria reciente pero no guarda los recuerdos permanentemente. Es decir, que el hipocampo ofrece espacios “donde se representan dramas interiores y sólo queda lo accesorio: hechos inconexos, nombres de personas o fragmentos de las canciones preferidas”2. Lo que los científicos ignoraban era qué parte de nuestro cerebro guarda la información más lejana.
El mecanismo por el cual nuestro cerebro puede seleccionar recuerdos, es a través de una función neuronal que controla la información almacenada. Entonces, tener “más memoria” no significa que la persona pueda recordar muchas cosas o situaciones sino que significa que el individuo puede seleccionar la más importante.

Amnesia: cuando la memoria se ve alterada
La amnesia es una falla en el hipocampo que produce que el individuo “pierda” la memoria, por lo tanto, además de no poder recordar lo que ha almacenado anteriormente, no puede imaginar lo que va a suceder.
Existen dos causas por las que se produce este trastorno: por causas orgánicas, que se origina por el uso de drogas para ciertas enfermedades que afectan al cerebro que pueden dar como resultado la amnesia; o bien por razones psicológicas.
La amnesia puede ser parcial o total. La primera afecta a los recuerdos por traumatismos o daños orgánicos. Al contrario, cuando la persona padece amnesia total, pierde los recuerdos por un largo lapso de tiempo.

Una puerta a la controvertida posibilidad de editar la memoria
Por otro lado, científica y tecnológicamente, los investigadores han descubierto una molécula que podría borrar recuerdos alterando una sustancia que el cerebro utiliza para el almacenamiento de la información.
Los científicos creen que en el futuro habrá muchas personas que sufrirán de enfermedades como Alzheimer; por eso, hacer uso de esta molécula podría ayudar a evitar dichos trastornos.
Pero este hallazgo, por ahora, solo se ha comprobado en animales, así que, los científicos opinan que nuestro cerebro es muy complejo como para que la molécula reaccione correctamente.
Además hay que considerar también valores éticos, ya que todos los recuerdos tienen una función como por ejemplo, “aprender lecciones a lo largo de nuestra existencia para evitar que repitamos los mismos errores y ayudarnos a adaptarnos al entorno y a las situaciones”. Por lo tanto podríamos deducir que “la naturaleza hace que el cerebro no se olvide fácilmente de esos recuerdos”3.
Para las personas que sufren enfermedades, como las mencionadas anteriormente, en el cerebro, es importante y novedoso el descubrimiento de esta molécula, ya que puede significar una esperanza para ellas y también para sus familias. Pero por el momento habrá que esperar a que los científicos confirmen que el uso de esta sustancia es seguro y confiable.

Comments are closed.